Misión,

visión y valores

La Identidad Escolapia define la Visión, la Misión, los Valores y la cultura organizativa de las Escolapias. Establece el modelo de persona en que se basa nuestro Proyecto Educativo, nos enraíza en nuestra tradición, nos fortalece en el presente y nos proyecta hacia el futuro.

Nuestra

visión

Como Institución cristiana y educativa nuestra visión desea ser horizonte creativo, ilusionante, innovador y carismático, que nos impulse y ayude a educar hoy. Nos conduce hacia una escuela:

  • Humanizadora, que enseña a ser persona.
  • Evangelizadora, que busca y suscita el diálogo fe-Cultura y realiza un anuncio explícito de la Buena Noticia.
  • Innovadora, que supera la mera transmisión de la información y sumerge a niños y jóvenes en el estudio y la búsqueda, les capacita para comunicarse en distintas lenguas y les educa con nuevas metodologías y nuevas tecnologías.

Nuestra

misión

La misión escolapia participa de la misión educadora de la Iglesia. Se concreta en: La educación integral de la infancia y juventud, en colaboración con las familias, por medio de una escuela humanizadora, evangelizadora e innovadora.

Nuestros

valores

Los Valores son las cualidades que tenemos como Institución Escolapia, configuran nuestra identidad y nos orientan ante las decisiones o retos del futuro.

Los valores más significativos de la identidad escolapia son:

  • Amor: respeto, comprensión, acompañamiento y especial atención a los más desfavorecidos.
  • Alegría: entusiasmo y sentido de fiesta.
  • Sencillez y humildad: cercanía y cordialidad en el trato.
  • Paciencia: saber esperar cada proceso y saber escuchar.
  • Búsqueda de la Verdad: coherencia, objetividad y sentido crítico.
  • Responsabilidad: esfuerzo y dedicación al trabajo bien hecho.
  • Preparación profesional: innovación y formación permanente.
  • Trabajo en equipo: diálogo, corresponsabilidad y confianza en las personas.
  • Justicia: equidad, solidaridad y compromiso.
  • Libertad: autonomía, respeto y tolerancia.
  • Transcendencia: interioridad, escucha, gratuidad y libre adhesión a Jesús.