Nuestro

Lema

Abres los ojos para conocer, para curiosear, para descubrir, para provocar, para buscar… muchas veces exiges la mirada del otro para confirmar que te escucha o la evitas ante el miedo o el conflicto. Ahora abres los ojos a un nuevo curso, el curso 2019-2020.

 

Abre los ojos y mira a tu alrededor, mira con profundidad a los que te rodean.
Abre los ojos a las necesidades de los que tienes al lado.
Abre los ojos a la aventura de descubrir el detalle, lo pequeño, lo cotidiano.
Abre los ojos, y si no ves bien, pide ayuda, aumenta la imagen, coge la lupa, activa el zoom.
Abre los ojos y no te creas siempre lo que te dicen, utiliza tu inteligencia, ten criterio propio, no dejes que miren por ti.
Abre los ojos a Jesús y deja que él te ayude a abrirlos.
“Abre los ojos, mira hacia arriba y disfruta de todo lo bueno que te regala la vida”.

Valores y relato bíblico

  • BÚSQUEDA DE LA VERDAD y SENCILLEZ
  • El más importante (Mc 9, 33-37).

LÍNEAS DE FUERZA

BÚSQUEDA DE LA VERDAD Y SENCILLEZ:

  • Ser consciente de qué ponemos en el centro de nuestra vida.
  • Descubrir los dones personales para ponerlos al servicio de los demás.

 

Sencillez

  • Descubrir los pequeños servicios que se pueden realizar en la vida diaria.
  • Ser conscientes de cómo es mi relación con los demás: acciones, gestos, palabras,
  • Buscar quiénes son los sencillos y mostrar modelos de personas que se han acercado a los sencillos.

 

Verdad

  • Conocer la verdad de los que soy y actuar desde aquí.
  • Expresar asertivamente lo que siento.
  • Reconocer, valorar y manifestar las cualidades de los demás.
  • Conocer nuestras cualidades y defectos, aceptar y reconocer qué podemos mejorar.

 

PRINCIPIOS DE LA SENCILLEZ

  • La sencillez consiste en la capacidad de ser y estar abiertos, como personas, a los demás, a Dios y a los acontecimientos
  • La sencillez es apertura sincera a Dios y los demás
  • La sencillez es apertura a la historia y los acontecimientos
  • La sencillez es cercanía ante quién está a mi lado
  • La sencillez es dejar que Dios intervenga en mi vida.

LA VERDAD

  • “La verdad encuentra su realización plena en la persona misma de Jesús, en su modo de vivir y de morir, fruto de su relación con el Padre”.
  • “Preguntémonos qué verdad atestiguan las obras de los cristianos, nuestras palabras, nuestras elecciones”.

Papa Francisco

ABRE LOS OJOS a la aventura fascinante de descubrir a Jesús… ¿dónde? pues en lo más pequeño, en el día a día…

Ese amor por lo pequeño, por lo cotidiano, nos permite mirar las realidades más simples de la vida con los ojos amorosos del Padre.

Jesús viene a hacernos una propuesta para que aprendamos a ver las cosas con sus ojos, para SER FELIZ, aunque a veces lloremos o nos enfademos. También en esas situaciones Él nos llama a ABRIR LOS OJOS. Porque descubrir los gestos pequeños, cotidianos, nos ayuda a crecer, a darnos cuenta de que ahí reside la felicidad, jugando con los amigos, con la pelota, en bicicleta, con música…

ABRE LOS OJOS es una invitación a vivir en plenitud. A actuar, a ponerse en marcha. Se trata de ir más allá, profundizar en lo que cada joven en su día a día, una propuesta para reflexionar, para aprender a ver desde los ojos de Jesús-Amor.

La mirada de una joven asoma bajo un corazón que permite ver a través de un muro, una superficie que representa el día a día cotidiano.

ABRE LOS OJOS a ver más allá de tus afectos, tus amigos, tus conversaciones, tu vida en definitiva, donde lo digital es trasversal y queda simbolizado por los iconos agolpados y repetidos.

Es ese encuentro, esa mirada amorosa del Padre, esa conciencia de ser amado/a (simbolizada por el corazón) nos permite tras-pasar el día a día que representa lo sencillo, y convertirnos para ver con ojos amorosos también nuestra realidad y a quienes tenemos a nuestro alrededor. Este cambio de óptica será la clave para descubrir que, desde ahí, estamos llamados a transformar la sociedad.

ABRE LOS OJOS es una invitación, una llamada y, en cierta medida, una certeza también para los educadores en esa tarea fascinante de educar de forma integral, para formar más allá del aula, más allá del conocimiento, y llegar a lo más íntimo de nuestros jóvenes.