Os compartimos la carta a las familias de la Plataforma por la Libertad de Enseñanza de La Rioja (31/07/2020):

AL GOBIERNO DE LA RIOJA LE INTERESA MÁS MANTENERSE EN EL PODER QUE LA SALUD DE MÁS DE UN 30% DE LA POBLACIÓN RIOJANA: ALUMNOS, FAMILIAS Y TRABAJADORES QUE ELEGIMOS LA ESCUELA CONCERTADA

El pasado martes día 28 el consejero de Educación, Luis Cacho, presentaba el Plan de Contingencia que pretende garantizar las condiciones sanitarias en la vuelta al colegio el próximo mes de septiembre. Este Plan, que llega tarde, lleno de imprecisiones y de contradicciones, ha contado con la desaprobación y las críticas de toda la comunidad educativa riojana sin excepción.

Esta Consejería de Educación, una vez más, haciendo dejación absoluta de sus funciones, sobrecarga de obligaciones y responsabilidades a los equipos directivos y trabajadores de los centros, y exige que se haga frente a una situación de pandemia que nos sobrepasa a todos, con una falta absoluta de seriedad y de compromiso con toda la comunidad educativa.

Pero el tema se agrava y es todavía más preocupante si hablamos de la educación concertada, porque el consejero, Luis Cacho, en reuniones mantenidas con él y su equipo, ya ha dejado claro que los recursos que el Gobierno de La Rioja destinará a garantizar la viabilidad del supuesto plan, no llegarán o lo harán mínimamente, a los Centros Concertados. Según palabras del propio consejero, al menos el 70% de las partidas económicas se destinarán a refuerzo del profesorado, y a nuestros centros se les niega ese refuerzo para desdobles, sustituciones o apoyos, sin criterio ni justificación alguna.

No olvidemos que la red concertada, forma parte del Sistema Educativo Español sostenido con fondos públicos, y que ambas redes, pública y concertada, son complementarias y deben ser tratadas por igual, según han confirmado en no pocas ocasiones los distintos tribunales
que conforman el poder judicial.

De nuevo nos damos de bruces con una discriminación ideológica que el consejero y la presidenta se empeñan en negar, pero que venimos soportando desde el principio de esta legislatura. El PSOE, para garantizar sus sillones, hizo un pacto con IU en el que ya dejaba clara la senda a seguir con respecto a la enseñanza pública – concertada, y que conculca una y otra vez el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos.

Hemos intentado el camino del diálogo, pero parece que lo único que resulta contundente y efectivo frente a este Gobierno son otro tipo de medidas. En un solo día la Consejería de Educación ha dado marcha atrás frente a las críticas y las peticiones de la enseñanza pública, tomando decisiones que nos conciernen a todos, pero sin contar con nuestra opinión. Nuestra manera de actuar no es la de encerrarse en la Consejería, ni es el camino que queremos enseñar a nuestros hijos, pero también decimos alto y claro, que no nos quedaremos de brazos cruzados. Por lo tanto, estudiaremos todas las medidas posibles a nuestro alcance, incluidas las judiciales, para revertir este nuevo ataque a la red concertada. Y os pedimos a vosotros, padres, que alcéis la voz frente a esta injusticia, porque representamos un alto porcentaje de la sociedad riojana y son los derechos y la salud de vuestros hijos lo que estamos defendiendo.

El tema es muy preocupante, ya que mientras hablamos de una de las peores crisis sanitarias, que están causando miles de muertes en todo el mundo, nuestra presidenta y su Gobierno, anteponen sus intereses políticos a la salud de nuestras familias.

En caso de que, Dios no lo quiera, aparezcan contagios en la escuela concertada, habrá que mirar a Concha Andreu y a Luis Cacho, a la hora de depurar responsabilidades.

Plataforma por la Libertad de Enseñanza en La Rioja
En Logroño, a 31 de julio de 2020

Descarga la carta en pdf