Todos los años en mayo, celebramos una Eucaristía todos juntos en el patio. Ese día, los más pequeños, llenan a la Virgen María de flores con una ofrenda en la que le entregan todo su amor y las ilusiones del curso.

Este año debido a la situación sanitaria no podemos encontrarnos todos juntos en el patio del colegio.  Pero familias,  alumnos, profesores, personal del PAS y todos los miembros de la comunidad educativa, queremos terminar este mes de mayo ofreciendo nuestras flores a María.

Este domingo, celebramos el día de la Visitación de la Virgen María. Así como Isabel le dijo a María, le decimos nosotros “¡Bendita tú entre todas las mujeres y bendito el fruto de vientre. Virgen María, protégenos y acompáñanos en nuestra vida.”