Proyecto

Erasmus+ Expertise

El pasado curso 2017-2018 nuestro colegio consiguió una subvención de la Unión Europea a través de la Agencia Nacional Española (ANE) del programa Erasmus+: Juventud para desarrollar un proyecto en Formación Profesional.

¿Qué es

Erasmus+?

Erasmus+ es el nuevo programa europeo que aúna todos los anteriores: Comenius (PAP), Leonardo, Erasmus, Grundtvig, etc… Desde el 1 de enero de 2014 y hasta el 2020, Erasmus + integrará todas estas variantes a través de Acciones Claves (Key Actions).

¿En qué

consiste el proyecto?

El C.P.C. Paula Montal–MM. Escolapias de Logroño puso en marcha un programa específico Erasmus+ al que denominamos “Expertise” (Exchange of practices to educate, recognise and train inclusive skills for employment) debido a su carácter formativo, cuyo objetivo era crear un marco de cooperación europea para el intercambio de buenas prácticas entre los profesionales de cada centro en formación juvenil para desarrollar habilidades que ayudaran a mejorar la empleabilidad. El proyecto tuvo una duración de 24 meses y se extendió durante los cursos 2017-2018 y 2018-2019.

El colegio continuará investigando y generando nuevos proyectos que se acojan al programa Erasmus+ cooperando con el intercambio de buenas prácticas con el objetivo de ayudar a mejorar la empleabilidad de nuestros alumnos.

El

Proyecto

El proyecto es una Asociación estratégica entre 6 países, siendo Paula Montal el centro gestor y coordinador del Proyecto, y está financiado con fondos europeos. Cuenta con los apoyos de otras organizaciones educativas y no lucrativas localizadas en diferentes países: ASPECT (Bulgaria), ACP (Grecia), VsIEduplus (Lituania), WSBiNoZ (Polonia) y PROANDI (Portugal).

Esta iniciativa será coordinada por nuestro centro a nivel europeo y permitirá reforzar la formación de los educadores a través de la interacción entre los diferentes equipos implicados y el intercambio de experiencias y metodologías empleadas en dicho proceso.

EXPERTISE nace como respuesta a las carencias en competencias de los beneficiarios indirectos de los socios de su consorcio (jóvenes con menos oportunidades que pretenden incorporarse al mercado laboral y necesitan desarrollar inteligencias emocionales tanto intrapersonales como interpersonales) y de la necesidad de sus formadores y educadores de proveerse de nuevas herramientas que permitan una adquisición optima de las mismas. Según esto, el proyecto pretende y establece como prioridades principales: nace como respuesta a las carencias en competencias de los beneficiarios indirectos de los socios de su consorcio (jóvenes con menos oportunidades que pretenden incorporarse al mercado laboral y necesitan desarrollar inteligencias emocionales tanto intrapersonales como interpersonales) y de la necesidad de sus formadores y educadores de proveerse de nuevas herramientas que permitan una adquisición óptima de las acciones realizadas.

LA INCLUSIÓN SOCIAL

De aquellos grupos de jóvenes que presentan dificultades para acceder al mercado laboral debido a su falta de habilidades sociales relativas al trato con otros potenciales trabajadores y en concreto de competencias destinadas a desarrollar labores de interacción con clientes, usuarios o de cara al publico. Se busca así solventar esta deficiencia observada ya en el modelo educativo de los países presentes en el proyecto que, aunque contempla programas de formación específicos en profesiones y gremios, no presta atención a desarrollar en los aprendices modelos basados en el desarrollo de inteligencias múltiples y crecimiento personal (Ejemplo: comunicación intercultural, autoconfianza, gestión de la diversidad, resolución de conflictos, empatía, comunicación asertiva, etc.). De este modo, no solo se pretende mejorar la inclusión de aquellos jóvenes que pertenezcan a las entidades socias del proyecto o puedan ser formados a través de sus materiales, sino también la de aquellos que en un futuro, puedan ser los beneficiarios de los profesionales en los que a largo plazo puedan convertirse estos jóvenes. Para facilitar este proceso, se usará durante el proyecto una combinación adecuada de metodologías formales y no formales que garantizaran un aprendizaje de calidad y accesible a cualquier potencial beneficiario directo e indirecto del proyecto (independientemente de su perfil social, cultural, académico o trasfondo económico). Para hacer esto posible se ha dado prioridad durante la construcción del consorcio del proyecto a involucrar a actores pertenecientes a diferentes estamentos sociales que puedan aportar variados puntos de vista y enfoques múltiples en lo que a capacitación de usuarios en riesgo de exclusión se refiere (incluyendo a entidades sin ánimo de lucro, centros de formación, escuelas de formación profesional e instituciones de educación superior).

FOMENTAR ENTRE LOS JÓVENES LA EDUCACIÓN EN MATERIA DE EMPRENDIMIENTO Y EL EMPRENDIMIENTO SOCIAL

EXPERTISE aportará a los profesionales involucrados en el mismo y a aquellos que usen sus materiales, las herramientas y recursos necesarios para que los jóvenes involucrados en el proyecto puedan desarrollar su emprendimiento de manera casi autonoma a través de métodos no formales y dinámicas de cooperación en competencias claves (tanto destinadas a promover un desarrollo a nivel social para fomentar la inclusión en sus comunidades como a nivel laboral que les ayude a generar sus propias oportunidades profesionales dentro del mercado laboral). Así, dichos profesionales no actuaran como profesores, sino como facilitadores de sus aprendices gracias al fomento de su interacción a través de técnicas de trabajo cooperativo. De este modo se conseguirá convertir a estos jóvenes en responsables de su propio proceso de aprendizaje y conseguir una adquisición más eficiente de conocimientos por parte de estos.

LOGRO DE HABILIDADES Y COMPETENCIAS DE ALTA CALIDAD

Cabe destacar que las competencias y habilidades que EXPERTISE pretende desarrollar y transferir poseen un valor añadido sobre otras que puedan ser adquiridas a través de las estructuras formales de educación y asesoramiento para jóvenes existentes en los países miembros del consorcio:

  • Son horizontales a cualquier campo, profesión o puesto a los que dichos jóvenes pretendan acceder.
  • Pueden usarse tanto para el desarrollo de sus tareas como en la cooperación con los miembros de los equipos de los que estos puedan formar parte.
  • Serán fácilmente usadas y transferibles de un contexto a otro ya que serán testeadas en ambientes diversos y presentarán variaciones para facilitar su adaptación a diferentes realidades sociales y culturales. Esto facilitara igualmente el desarrollo de habilidades de uso transnacional que propiciaran la movilidad de sus usuarios facilitando la adaptación de los mismos a los mercados laborales de otros países.
  • Poseerán una alta calidad ya que el mismo proyecto permitirá un intercambio, testeo, evaluación y mejora de buenas prácticas cuya efectividad en la promoción de competencias será evaluada no solo por los destinatarios del proyecto (profesionales en el ámbito de la educación y juventud) sino también por sus futuros beneficiarios (jóvenes con menos oportunidades).