El amor de José de Calasanz a la Virgen María se remonta a su niñez. Este amor nace en la infancia y continúa durante toda la vida, y como consecuencia de esto, Calasanz insiste en el amor a María tanto a sus alumnos como a sus religiosos.

Nuestro chicos y chicas no han querido perder la oportunidad de celebrar el Día de la Virgen de las Escuelas Pías, y para ello nos han enviado unos dibujos maravillosos con unas frases muy motivadoras.